¿Es peligroso poner imanes en la nevera?

El rumor de que poner imanes en la nevera perjudica al funcionamiento del electrodoméstico como a la comida hace que mucha gente tenga dudas al respecto.

Es lo más habitual. Comprar un imán como recuerdo de cada viaje o recibirlo como regalo por parte de amigos y familiares que hacen lo propio cuando están de vacaciones. Aunque los hay de todo tipo: religiosos, cinematográficos, futboleros, de frases con ingenio o con propias fotografías. Sea como fuere, acaban en la nevera.

Poco a poco la puerta del frigorífico se va llenando de estos coloridos recuerdos, convirtiéndola en un pequeño museo. Y no son pocas las voces que han asegurado durante años que el exceso de imanes puede ser negativo o perjudicial tanto para el funcionamiento del electrodoméstico como para las propiedades y el sabor de los alimentos que se guarda en el interior.

Los que afirman que los imanes hacen que la nevera funcione peor y consuma más electricidad debido al aumento de la fuerza electromagnética del campo eléctrico del aparato, trabaja más para lograr su finalidad: enfriar. Un rumor que se ha extendido como la pólvora por Internet desde hace tiempo.

Con información de El Confidencial

Comparte esto